%ALT_TXT%% %ALT_TXT%%

Gracias al avance tecnológico de los últimos tiempos, hoy día se pueden encontrar muchos juegos de azar electrónicos. Dichos juegos, prometen conservar ese aspecto aleatorio que tanto sentido le da a estos juegos de casino, agregando a ellos el hecho de que puedes jugar de forma individual o por tu propia cuenta. ¡Estos son los que se conocen como máquinas eléctricas en los casinos!

En vista de que muchas personas dudan de la veracidad y del azar dentro de estas máquinas de casino, vale la pena conocer un poco más su funcionamiento y así descubrir, de una vez por todas, si realmente estas máquinas pueden brindarte dinero al apostar o no.

Cómo funcionan las máquinas eléctricas de los casinos

Actualmente existe una gran cantidad de máquinas eléctricas de casinos que se diferencian mucho entre sí, ocasionando con esto que cada una de estas máquinas funcione de forma particular y única sin casi ningún tipo de comparación. Lo que sí se puede generalizar, en cuanto a máquinas de casinos se refiere, es que estas mismas incorporan en su interior una tarjeta lógica que es la que se encarga (entre otras cosas) de almacenar el juego que se muestra en pantalla, siendo máquinas que se parecen bastante a lo que serían las computadoras de hoy día.

Es por lo antes comentado que, en términos generales, se puede intuir lo siguiente de las máquinas eléctricas en los casinos:

  • El porcentaje de ganancias de cada máquina se guarda directamente en esa tarjeta lógica antes mencionada.
  • Dicho porcentaje de ganancias, al menos en la actualidad, suele ser del 94% al 96%, siendo algo que no se controla directamente por cámaras o por medio del mismo casino virtual. ¡Son más programas y software que otra cosa!
  • Si el programa determina que eres un ganador, habilita a la máquina para que te dé tu premio correspondiente, siendo estos mecanismos los que más espacio físico abarcan en la maquinaria.
  • Las máquinas eléctricas de los casinos no tienen un tiempo determinado y, por consiguiente, es aleatorio el momento en el cual te dan esa retribución al momento de apostar. Además de ello, al ser un programa, esto garantiza (al menos en gran parte) la imparcialidad y azar que tienen estas máquinas o slots de casinos.

Antes de que la tecnología arremetiera con tanta fuerza en las casas de apuestas, las únicas máquinas disponibles en los casinos eran las clásicas máquinas tragamonedas, las cuales funcionaban por medio de rodillos que se hacían girar (con engranajes y tornillería, hasta que apareciera una línea de pago en dichos rodillos (o sea, cuando coincidan símbolos en patrones específicos). Estas máquinas de casinos, hoy día se ven menos de lo que podrías esperar y su porcentaje de ganancia se podía calcular multiplicando el número de rodillos con el número de símbolos que tuviera la máquina en particular.

En resumidas cuentas, el funcionamiento de las máquinas eléctricas en los casinos puede ser muy sencillo o muy difícil (dependiendo de la máquina y a lo que hagas referencia con “funcionamiento” propiamente dicho). Con esto puedes, al menos, entender lo que puedes esperar de estos dispositivos y así ver si te arriesgas a apostar o no. ¿Qué te parece?

%ALT_TXT%% %ALT_TXT%%